¿Y si cae la breva?

Marzo se nos presenta como un recordatorio de aquello que dejamos pendiente. En los días de lluvia nos excusamos diciendo que no hace buen tiempo para sacar al perro. Nos resulta más fácil abstraernos, ponernos una rodaja de limón en cada ojo (con lo que eso escueze) y dejar que el tiempo vuele. Pero ojo, en este caso, el tiempo no cae; como esperarías que haciese una pelota si la lanzas a la luna (por decir algún sitio) arrastrada bajo la ley de la gravedad.

Y es ahí el meollo del asunto. Si me traes un calendario y un mapa; te digo el día, la hora y lugar exacto dónde todo acabó tras un portazo. Te juro que si me lo preguntas, acierto. ¿Porque cómo uno puede olvidar un día así? Claro que lo recuerdo, porque desde entonces padezco insomnio y diarrea. Pero es lo que tiene la irracionalidad, que te preguntan si alguna vez te presentaste a un recital de ópera y tu, con el estómago lleno de lombrinces, respondes: Estoy afónica de un pie.

Y claro, si en lugar de decir, “pues mira sí”; das a entender que no, pues es como si al gato le pisas el rabo, que dice “maramamiau”. Y como el gato ha maullado, nos asustamos y la bilis en lugar de echarla para fuera, nos la tragamos y baja hasta la rodilla.

En términos comunicativos se nos da mejor cagarla, que en términos de flora intestinal. No decir ni pio también es una forma de cargarla. Asique por favor, estimadísimo lector o lectora, no la cagues. Si tienes algo que decir, dilo, que para eso el ser humano ha sido dotado del lenguaje.

Al final de la historia (tu vida) todo se resume a lo que te atreviste a hacer y a lo que no hiciste porque tuviste miedo a asomarte a la ventana y que una piedra gigante te aplastara. ¿Absurdo, verdad? Tan absurdo como todo aquello que deseamos pero dejamos a un lado por miedo. ¿La vida y sus cosas o el ser humano y su estúpidez?

Sigo movitándo las ganas de haber ladrado más fuerte, o como mínimo haber ladrado. Tanto tiempo ha pasado y aún así este resfriado que no se va ni a tiros. Esperando a haber si hace mejor tiempo para sacar al perro, y cuando haga mejor tiempo nos pondremos dos rajas de pepino en los ojos, porque como hay que relajarse no es tiempo de resolver el asunto de Marzo; mejor dejarlo para 3583, cuando ya no tengas ganas de evacuar de imprevisto. Esa zona de confort parece una muralla, la madre que la parió, de ahí no sale vivo ni el gato.

Yo mientras tanto, aquí, esperando haber si cae la breva. A ver si me llega una llamadita que me diga “oye, que mañana nos vamos de excursión a la montaña”. Cojo la mochila y no hay dios que me pare. Pero como bien dicen por ahí, lo que no se haga en su momento… Así toca conformarse con pasear por la ciudad, sola, sin perro ni gato que me ladre. En fin, solo con mis pensamientos, los mismos que una vez me pusieron la zancadilla. Y quien sabe, quizás me vuelva a tropezar con aquellos que se fueron, no se si para despedirnos, o para que esta vez, caiga la breva.

1

Muchas gracias por leerme, aplicad el consejito

y no dejeis de sonreir bajo ningún concepto ^^

 

 

 

 

 

 

¿Éramos más humanos?

https://heartlady7.files.wordpress.com/2017/03/de7df-c3adndice.jpg?w=474

Hay algo innegable que tienen las redes sociales y es que te actualizan de todo y de todos. Me refiero a que puedes tirarte 10 años sin saber de alguien que si un día te da el venazo por saber sobre su vida… en menos de dos minutos, si entras en su perfil de Facebook, Twitter, Instagram, etc… te informas de lo que ha sido y es de su vida.

Ahora lo más normal es socializar por red social, estar las 24 horas pendiente del móvil, posar como super modelo para salir bien en las fotos del instagram y mientras te reunes con los amigos, familia etc.. en lugar de disfrutar de la compañía hacerte fotos de todo, hasta de cuando te tiras un pedo para conseguir 80 likes y 40 comentarios en Facebook, que vea el resto del mundo lo sociables y guays que somos.

Antes, lo normal era hablar por teléfono, disfrutar de una conversación sin pensar en los mensajes de Whatsapp que “necesariamente” tienes que responder, ni de que postura te vas a poner para echarte la foto que instantaneamente publicarás.

Ojo, no todo el mundo es así ni actua de forma extrema. Pero no me vais a negar que las redes sociales han influido muchísimo en nuestro modo de relacionarnos e interactuar.

Antes eran miradas y voces, ahora imágenes y audios. Antes eran fotos de recuerdo, ahora ni sé lo que son. Añoro los tiempos en los que éramos menos esclavos del trending topic, el internet y la aceptación social. Por eso, tengo la sensación de que antes éramos más humanos. 

*Contadme qué opinais 🙂 Entrada publicada en heartladyseven.blogspot.com

Cuando la vida nos toma el pelo

¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Por qué a veces la vida se burla de nosotros? ¿Es la vida una cadena de alegrías y amarguras? Seguro que más de uno se ha preguntado alguna vez algo similar.

A veces la vida nos toma el pelo y cuando despertamos, es como un golpe de agua fría en la cara o como aquella vez que te caíste al suelo por saltar más de la cuenta. Entonces no puedes hacer otra cosa que despertarte de una puñetera vez y dejar tu estupidez o ingenuidad abandonadas en el andén de una carretera si no quieres quedarte calvo. Y cuando te quedas calvo es cuando  empiezas a darte cuenta de la realidad; a veces cruda, otras veces no tanto. Me pregunto si cuando esto sucede significa que la vida quiere que aprendamos una lección o cambiemos de rumbo o actitud. 

A veces nos enfadamos con ella por las jugarretas que nos gasta y otras le agradecemos las cosas buenas que nos da. Supongo que cada equivocación, cada experiencia, cada capítulo que vivimos en ella nos lleva a aprender, a mejorar y a evolucionar.

¿Aprender a vivir o vivir aprendiendo? ¿Qué pensáis? Yo sólo sé que vivir aprendiendo es la mejor forma de reírnos cuando la vida nos toma el pelo.

*Entrada publicada en heartladyseven.blogspot.com

CONSEJO->Cuando la vida nos toma el pelo.. ¡¡Mucha #PositividadON!! Sed felices y no dejeis de sonreir 😉

Cornada en los huevos

Me pregunto quién puede ser el inhumano que disfrute con la matanza y tortura de un animal. 

En España el asesinato de un toro, llamado “corrida de toros”, es considerado cultura del país. Si, y no sólo eso, sino que es aplaudido por fieles seguidores de estas “artes culturales”. Para los que estamos en contra de esta atroz práctica, nos resulta incomprensible como todo un país pueda secundar y observar tal deplorable espectáculo. 

Desde mi punto de vista, el torero es el verdugo y la mano ejecutora, pero el mayor culpable de este burdo show son los espectadores. Si, toda esa gente que disfruta del espectáculo y lo aplauden. Si la gente dejara de aplaudir estas atrocidades, daríamos un gran paso, y dejaríamos atrás esta cruel costumbre, porque los animales son seres vivos, y al igual que las personas, sufren. 

Desafortunadamente, la gente más conservadora, retrógrada y aferrada a las viejas costumbres se niega a entenderlo. Se refugian diciendo que es cultura. Discrepo rotundamente. Esto de cultura no tiene nada. ¿Cómo puede ser cultura un espectáculo donde amputan a un animal?. 

Luego cuando el torero recibe una cornada se quejan y ponen el grito en el cielo. Si tú atacas a un animal, ¿Qué pretendes, que no se defienda? Torero, lo menos que te mereces, es una buena cornada en los huevos.

*Entrada publicada anteriormente en: heartladyseven.blogspot.com

 

Matanza sin sentido

Miles de delfines y ballenas asesinados salvajemente, ¿Hasta dónde llega la irracionalidad del ser humano?

ma

Os dejo un enlace a la noticia: Cliquea para leer la noticia. Disculpad la imagen 😥

Me parece un acto atroz, deplorable y sádico por parte de quienes comenten estas barbaries. Hay que ser un verdadero miserable para masacrar a miles de animales escudándose en que es la tradición. Este es el caso de las Islas Feroe (Dinamarca) que consideran tradición que los jóvenes practiquen esta masacre a fin de ser considerados adultos.

En mi opinión, lejos de demostrar ser adultos, demuestran todo lo contrario, pues hay que ser muy inmaduro para considerar que el mero hecho de quitarle la vida a un delfín o ballena te hará más hombre o adulto. Asique me temo,  “jóvenes adultos”, que vuestra cacería ha sido en vano.

Para ser hombre, un hombre no mata ni actúa con violencia; pues, en el momento que lo hace, deja de ser hombre para ser un ser infinitamente cobarde.

 

*Entrada publicada en mi otro blog: heartladyseven.blogspot.com

Con la infancia no se juega

POR MÁS DE ESTO…
Y MENOS DE ESTO…

Tradicionalmente los catálogos de juguetes se han dividido en la sección de chicas de rosa y la de chicos de azul. No obstante y a pesar de que algunas marcas ya han tomado la iniciativa de presentar su producto sin sexismos, (al menos en los catálogos) el usuario del juguete sigue siendo el mismo. Es decir, a pesar de los intentos del marketing de vender una imagen de igualdad,  las niñas siguen siendo destinatarias de barbies, muñecas, cocinas, limpieza y maquillaje, entre otros; y los niños, de coches y motos, armas, juegos de aventura, deportes, herramientas, etc. 

Me alegro que la publicidad haya tomado esa directiva de exponer cada producto sexista con un niño y niña jugando con él, para no hacer diferencias, pero es que no veo el cambio por ningún lado. De nada sirve poner en una foto un niño en una cocina con un muñeco y en un coche con una llave inglesa a una niña, si luego la realidad es la que es. 

¿De verdad pensáis que los padres le van a comprar a su hijo una muñeca o cocina y a una niña un lote de coches? No, no lo harán, y es lamentable que sigamos haciendo distinción entre sexos. ¡Por favor, que la prehistoria ya paso hace siglos! Pues aún así, seguimos inculcando basura desde críos. Luego pasa lo que pasa, que hay mucho machismo y desigualdad.  

Y ahora os pregunto a vosotros, ¿Qué habéis sentido con las primeras imágenes del bloque “por más de esto” y las del segundo “por menos de esto? Decidme, ¿Por qué un niño no puede tener muñecas si supuestamente en un futuro será padre o por qué una niña no puede tener un juego de herramientas si esto le será de utilidad para un futuro? 

El tema de los juguetes me parece muy importante, porque con la educación no se juega. Si queremos una futura sociedad con valores, igualitaria y racional, deberíamos ver qué les estamos enseñando hoy a nuestros niños. 

Desde aquí hago un llamamiento a los de marketing, que siempre presumen de que su finalidad es satisfacer las necesidades de la sociedad. Una de dos: o los de marketing se encargan de radicar las diferencias en productos sexistas para que ambos sexos puedan utilizarlos y crean una nueva tendencia; o eliminan esos productos sexistas y en su lugar que crean unos nuevos que puedan ser utilizados por ambos sin distinción. 

Porque a lo mejor una de las necesidades primordiales de la sociedad es dejar de ser tan imbéciles, es decir, dejar de alimentar ideas del siglo pasado y empezar a crear una sociedad igualitaria, donde no se nos diga a que podemos jugar y a que no, donde no impongamos a los niños y niñas cuáles serán sus funciones vitales, sino que ellos y ellas decidan, y sobre todo, por una sociedad donde el género no sea determinado por un color. 

 

44427106-pocoyo-dos
Por una sociedad donde el género no sea determinado por un color
-Heartlady Seven-

Pollería mental

¿Qué mierda pasa con la sociedad, eh? ¿Cómo pueden tener tan podrido el cerebro? Cada día me asquea más la gente, pero antes de que me tachéis de antisocial, iré al grano: Bullying, Violencia de género, cumplir cánones de belleza imposibles, tener la última novedad para ir a la moda, tener pareja porque supuestamente necesitas a alguien para estar completo, repudiar al diferente porque se sale de lo “normal”, tener más y ser más que el vecino o la vecina cayendo en competiciones estúpidas… Ala, venga, a competir, como si fuera una carrera. ¿El premio? El aplauso social, que te condena a vivir del que dirán. Y un sin fin de mierdas más que te hacen pertenecer al grupo, a la sociedad, y tener tu perfecta vida mediocre. 

A ver si empezáis a daros cuenta que: el Acoso Escolar no son cosas de niños, básicamente porque las secuelas son de por vida y porque hay personas que se han suicidado por tanta mierda que no pudieron aguantar. La culpa de estas muertes es de esta sociedad podrida que necesita aprender a respetar. Y por otro lado, la mujer no es menos que el hombre ni más, asique tú mujer no tiene por qué lavarte los calzoncillos mientras tú te a rascas los huevos en el sofá, ni tú marido tiene porque mantenerte económicamente ni llevarte en coche a cazar grillos.

Pero ahora vamos al lío, para empezar… Estoy harta de la sociedad. Son muchos años aguantando demasiada diarrea.

Primero el Bullying. Todos los cursos académicos desde el colegio hasta el Instituto repudiada por el simple hecho de ser una persona tímida y reservada. Y en la adolescencia igual, además de ser criticada por no salir de fiesta, ni fumar, ni beber ni drogarme (prefería estudiar y labrarme un futuro profesional, fíjate tú que cosas).

Y ahora que estoy en la Universidad arrastro toda la mierda anterior y le añadimos el hecho de que mi carrera está durando más que la obra del Escorial, y algunos ineptos y cotillas se piensan que “o soy tonta y no valgo para esta carrera” o “que me he estado a rascando la nariz“. Y fíjate que ni una cosa ni la otra. Que más que yo no se lo ha currado nadie, que muchos en mi lugar se la dejaron y yo sigo ahí, al pie del cañón, sufriendo, sangrando, raspándome los codos, luchando curso tras curso por aprobar y conseguir mi objetivo; pero eso nadie lo ve, ellos solo ven a la pava que todavía no ha acabado la carrera. Me ven como un resultado nulo, y soy más que un título universitario, soy una persona, que siente y padece, pero eso nadie lo ve, eso solo lo saben l@s que han vivido esta lucha conmigo y saben que no me rindo. Las mete lenguas se limitan a decir: “¿Has acabado ya la carrera“, “¿Todavía no has acabado la carrera?“, “¿Cuánto te queda para acabar?“. Y claro, ya tengo bastante conmigo misma fustigándome y pensando en que avanzo a pasos diminutos, como para que encima los de fuera le echen más leña al fuego.

A esto le añadimos comentarios impertinentes del estilo: “Si es que a tu edad ya tendrías que tener novio”, “No sé qué haces que no tienes novio“, “Si es que tienes que salir más“… blah, blah, blah. Son gente que te miran como con pena, como si valieses menos, y no entiendo por qué. Qué alguien me explique este tipo de pollería porque es que no lo entiendo.

Lo peor son las comparaciones, cosa que me toca mucho lo que vienen siendo los ovarios, bajo expresiones tales como: “Fulanita de tal tiene tu edad y ya se ha casado“, “Menganita de tal ya va a tener bebe“, “Perico Antonio ya se ha independizado”, etc. Esta gente no llega a la treintena y ya están cumpliendo con las imposiciones sociales, ¡Enhorabuena, bravo, démosles un fuerte aplauso! ¡Qué coño, démosles el premio nobel de imposiciones sociales por haber “triunfado en la vida”! Pero bueno, que cada uno haga lo que quiera, “vive y deja vivir” diría yo. ¿A mi qué me importa lo que haga el vecino? Qué asco de sociedad, imponiendo que si uno se tira por un barranco tú tienes que hacer lo mismo, y si no te sometes parece que no tienes derecho ni a vivir.

Ahora que una se va haciendo mayor la presión de la sociedad acechando como un depredador se acentúa más. La única forma que tengo para evitar la ansiedad que produce el ronroneo de las imposiciones sociales es aceptando que soy la pieza del puzle que nunca encajará.

La vida de la sociedad son réplicas exactas: Todos hacen lo mismo y tienen lo mismo. ¿Dónde queda el libre albedrío? No lo hay. Como no comprenden que no te salga de “allí abajo” seguir sus ideas entonces no eres human@, y como no lo eres, te tratan de forma inhumana, ¿Qué irónico, verdad?

La mayoría de las personas van por la vida con una pollería mental que lo flipas. La misión humana y las imposiciones sociales que todos cumplen a raja tabla son: trabajar, tener pareja y formar una familia. Y muchos se conforman con esas tres cosas como única misión terrenal. Me repatea la gente que se conforma con lo establecido, con lo que le han inculcado y no ve más allá de sus narices. La misma que te crítica y te planifica la vida cuando ve que te sales de sus esquemas y mierdas mentales porque no soportan que te salgas de sus normas.

Y por último, l@s que quieran seguir la corriente, perfecto; pero respetad que no tod@s queremos ir en línea recta como ovejas y burros, que no tod@s queremos conformarnos con una vida mediocre sino ir más allá, que no tod@s vivimos del que dirán, básicamente porque no todos tenemos esa pollería mental.

Ante la escasez de inteligencia de un mundo mediocre solo tienes dos opciones: tener la cabeza muy bien amueblada y entrenar tu fortaleza emocional para vivir a contracorriente sin que te afecten las críticas o rendirte a sus argumentos y agachar la cabeza.

Jamás me someteré a sus normas ni imposiciones, jamás. Prefiero vivir repudiada por ser yo misma que ser una pieza más de un puzle quebrado de valores y ausente de coherencia. Porque EN MI VIDA SOLO DECIDE UNA PERSONA, Y ESA PERSONA… SOY YO.

PD: Mi edad ronda entre los 21 y los 26. Sí, ya lo sé, soy muy radical 😀 Pero… ¿He dicho algo que no sea verdad? Espero no haber ofendido a nadie, y si alguien no opina lo mismo que yo que me lo argumente. Muchas gracias por leerme y espero leer vuestras opiniones en comentarios y/o por Twitter. Un abrazo ^^.

*Entrada publicada también en: heartladyseven.blogspot.com

Simplemente vomitaré aquí todo lo que pienso y siento.